¿Cómo se obtiene la insulina para diabetes?

Sí, ya sé que tú la obtienes en la farmacia, en el interior de un vial o de una pluma, en forma de un líquido totalmente transparente (o turbio de aspecto lechoso) y un olor muy peculiar e inconfundible.

insulina para diabetes

Pero ¿te has preguntado cómo se obtiene ese líquido tan valioso que es capaz de mantener la salud de tu niño diabético?, ¿cómo se fabrica la insulina para diabetes?.

Pues aunque te parezca increible, hasta no hace mucho se usaban insulinas procedentes del páncreas de ciertos animales.

Los primeros fueron los perros, de ellos se consiguió aislar y producir por primera vez insulina, allá por el año 1920 y también en ellos fue probada su efectividad.

En otro artículo sobre el descubrimiento de la insulina, te cuento que esta insulina fue probada por primera vez en humanos en 1.922.

Pero esta insulina obtenida de los perros era escasa y contenía demasiadas impurezas, que provocaban graves reacciones alérgicas.

Entonces le llegó el turno a los bueys (insulina bovina) y finalmente a los cerdos (insulina porcina). Fue esta última (la insulina de cerdo) la que estuvo en auge en todo el mundo hasta la década de 1980, pues es prácticamente idéntica a la insulina humana (solo se diferencian en un aminoácido).

Gracias a ella se salvaron millones vidas de personas diabéticas. Aún hoy en día se sigue comercializando en algunos paises.

Pero la gran revolución en el proceso de fabricación de insulina artificial se produjo en la década de 1980, gracias a la ingeniería genética.

En 1978 unos bióogos norteamericanos, de California, utilizaron una bacteria común que se encuentra en el intestino humano (escherischia cofi por si quieres saber su nombre) y remodelaron su material genético añadiéndole un gen sintético que contenía el código de la fabricación de la insulina humana.

De esta forma, la bacteria se convirtió en una verdadera “fábrica” de insulina, y, lo que es más importante, en grandes cantidades.

También se obtiene, de forma similar, a partir de una levadura: Sacharomces cerevisae (por si te gustan los nombres raros).

Pero aunque no entiendas el proceso de fabricación (ni falta que hace), lo importante es que con ello se garantiza el consumo mundial de insulina y que a tu niño no le va a faltar este líquido elemento, mucho más valioso para él que el agua.

Recientemente, en 2007, una empresa de biotecnología canadiense ha conseguido producir insulina similar a la insulina humana a partir de una planta, el cártamo, modificada genéticamente con un gen humano. Aseguran que con ella se podrían reducir un 40% los costes de producción y acelerar su fabricación.

Como ves, el proceso de obtención de insulina ha evolucionado mucho desde sus comienzos y es de eperar que lo siga haciendo con los muchos avances tecnológicos actuales.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s