Plumas de Insulina

Otro de los materiales o herramientas fundamentales en el control de la diabetes infantil son las plumas de insulina, que contienen la valiosa materia prima ESENCIAL para el niño que sufre esta enfermedad.

Son unos dispositivos que tienen forma de pluma ó bolígrafo (de ahí el nombre por el que se conocen) y aunque las hay que son reutilizables (que incorporan un cartucho de insulina que se puede reemplazar y seguir utilizando la pluma), nosotros las que usamos son las desechables, que se tiran una vez acabada la insulina (o antes si es necesario).

Los cartuchos son de 3 ml., con insulina de 100 U.I. por ml.

Las principales ventajas que tienen las plumas de insulina sobre las jeringuillas pediátricas son:

  • Es más fácil de ajustar la dosis exacta con su selector de dosis (siempre que sean unidades enteras y no medias)
  • Incorporan un sonido “clic” por cada unidad (cuando cargas las unidades y cuando las inyectas) con lo que incluso puedes contarlas, lo que resulta muy útil cuando tienen que ser usadas por personas con deficiencias visuales.
  • Son fáciles de usar y de transportar.
  • La aguja (que no va incorporada en la pluma) suele ser más pequeña y delgada que las de las jeringuillas.

Pluma de Insulina

Algunos inconvenientes que tienen o que les encuentro podrían ser:

  • Puede entrar aire en el cartucho provocando la formación de burbujas, si se deja la aguja puesta (esto tiene fácil solución: la aguja se quitará después de cada uso y se tirará).
  • Puedes quedarte sin insulina en el cartucho antes de haber administrado todas las unidades, en cuyo caso necesitas una nueva pluma y un nuevo pinchazo.
  • En algunas plumas nos ha pasado también que fallan (no debieran) y pulsas el botón del selector y no sale insulina.
  • También, si es una sola unidad la que tienes que poner (cantidad muy frecuente en niños), pulsas el botón y no sale insulina (al ser una cantidad tan mínima) o sale tras mantener un buen rato pulsado el pulsador: por eso se aconseja tras inyectar la insulina, esperar un tiempo (por ejemplo, contando lentamente hasta 10) con el botón pulsado antes de sacar la aguja, para esperar que salga toda la insulina.

La dificultad añadida de tener que hacer esto último en niños pequeños (como en nuestro caso) es que se estén quietos todo este tiempo. Por eso nosotros preferimos usar las jeringuillas pediátricas siempre, no sólo cuando hay que hacer mezclas o cuando se necesitan medias unidades.

Déjame en los comentarios si lo deseas tus experiencias con las plumas de insulina.

Anuncios

Una respuesta a “Plumas de Insulina

  1. Pingback: Jeringuillas de insulina pediátricas « Diabetes Infantil | Diabetes de Niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s