La protagonista en un diagnóstico de diabetes: la insulina

Hoy quiero que conozcas más de cerca a la protagonista principal de la Diabetes Infantil; pero una protagonista muy especial y singular, porque su principal papel consiste en NO aparecer: me refiero por supuesto a la insulina, a la insulina propia, no a la fabricada.

¿Qué es la insulina?

Es una hormona y una hormona es una sustancia química que fabrica el cuerpo humano con alguna finalidad bien definida.

¿Dónde se genera la insulina?

Esta hormona se produce en el páncreas, que es un órgano (o mejor dicho una glándula, porque produce hormonas) que está situado en el parte posterior del estómago, un poco más abajo que él.

pancreas, productor de insulina

Tiene forma alargada (como de pez), de unos 15 a 20 centímetros de largo en la persona adulta y un peso de unos 70 gramos.

El páncreas produce unas sustancias llamadas enzimas, que intervienen en los procesos digestivos, pero esas no son las que nos interesan a nosotros (aunque también son necesarias, por supuesto).

La insulina se produce en unas células del páncreas llamadas células Beta, que están ubicadas en unas zonas del páncreas llamadas islotes de Langerhans (no importa si no te acuerdas luego de este nombre), que miden alrededor de medio milímetro de diámetro.

Ya de paso te amplío esta información diciéndote que también existen otras células en el páncreas, que son las células Alfa (que también estan en esos mismos islotes de nombre tan raro) y que son las que producen el glucagón (seguro que has oido este nombre y lo asocias a un frasquito que hay que conservar en la nevera para usarlo en casos de hipoglucemias con pérdidas de conocimiento); precisamente el glucagón tiene efectos totalmente contrarios a la insulina: sube los valores de glucosa en sangre.

Una curiosidad más: las células alfa ocupan entre un 10% a un 20% de la superficie total de los islotes de Langerhans y están ubicados en la zona periférica de los mismos.

Es curioso y triste a la vez: tu niño diabético puede medir casi un metro de altura y pesar entre 15 y 20 kilogramos y porque algo insignificante dentro de él, de algunos milímetros y gramos, no funciona como es su obligación, se ve castigado de por vida.

Esta reflexión nos deberia llevar a cuidar y mimar cada milímetro de nuestro cuerpo… mientras funcione..

¿O no? ¿tú qué opinas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s