Diabetes Infantil y Autocontrol

autocontrol diabetes infantilEl autocontrol, o en tu caso tu control de la diabetes de tu niño si éste es aún pequeño y no puede autocontrolarse aún, es muy importante para los niños tratados con insulina. En el caso de Diabetes infantil de tipo 1, tratada con insulina, debes hacerle un mínimo de 3 controles de glucemia al día, aunque lo aconsejable serían 7: antes de las 3 comidas principales, 2 horas después de ellas y de madrugada.

Esta es una técnica muy simple, rápida y confiable que permite conocer con pequeñas muestras de sangre u orina el grado de control metabólico de la diabetes infantil, y es parte indispensable y obligatoria en su tratamiento.

Conocer los resultados de la glucemia u otros exámenes te permite realizar ajustes en el tratamiento de tu hijo, principalmente variar la dosis de insulina, hacer cambios en la alimentación o en el ejercicio.

De esta forma es posible evitar las hipoglucemias e hiperglucemias y puedes disminuir de forma efectiva las posibilidades de complicaciones a largo plazo.

El principal objetivo del autocontrol o del control de la diabetes es que consigas mantener el mayor tiempo posible los valores de glucosa en sangre dentro de los rangos normales, que deben estar entre 70 y 110 mg/dl en ayunas y unos valores de hemoglobina glicosilada entre 6 y 7.

¿Qué puedes o debes controlar en tu niño?.

Principalmente la cantidad de glucosa en sangre (glucemia) y también podrías (aunque es menos relevante) controlar la presencia de glucosa en orina (glucosuria).

También es muy interesante, sobre todo en épocas de glucemias altas (mayores de 300 mg./dl) o si tu niño presenta vómitos y fiebre o continua glucosuria, controlar la presencia de cuerpos cetónicos en orina (cetonuria) o, si dispones de los medios adecuados, mejor en sangre (cetonemia), para evitar la aparición de la cetoacidosis diabética.

Otros controles que se hacen, pero ya en laboratorio de análisis por lo general (salvo que tengas las tiras reactivas adecuadas), son la determinación de proteínas en la orina (proteinuria) o de albúmina (mciroalbuminuria).

Y luego, tienes otros controles tan simples y que por ello muchas veces no se hacen, como son el vigilar el peso y estatura del niño, para determinar su índice de masa corporal y evitar la obesidad, que es perjudicial para su diabetes.

No dejes nunca de controlar la diabetes de tu niño hasta que él mismo pueda hacerse el autocontrol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s