El control de la diabetes de tu niño.

Estoy seguro que estás de acuerdo conmigo que necesitas y quieres llevar un buen control de la diabetes de tu niño para evitar futuras complicaciones de esta enfermedad.

Para ello deberás hacerle al menos 7 análisis de glucemia capilar al día:

  • antes del desayuno, comida y cena
  • dos horas después de estas 3 principales comidas.
  • De madrugada (a las 03 horas).

Y deberás tener un cuaderno donde apuntarás todos estos valores, las dosis de insulina y el tipo de insulina que le has puesto y las incidencias más destacadas y que puedan influir en el control de la diabetes, como si no se ha comido todas las raciones o si has tenido que darle zumo de frutas por haber entrado en hipoglucemia o se ha salido parte de la insulina al pincharle, etc.

Sigue leyendo…

Anuncios

Síntomas de la Diabetes

Si tu hijo padece ya de Diabetes Infantil, lo mejor que puedes hacer para ayudarle es aprender todo lo posible sobre ella y procurar llevarlo bien controlado para que no se presenten complicaciones y pueda hacer una vida completamente normal. Con valentía, con aceptación, con optimismo.

Pero si ese no es tu caso, sí es conveniente que sepas cuáles son los síntomas de la diabetes, que suelen presentarse cuando se empieza a manifestar esta enfermedad.

Posiblemente no para evitarla, pues ya seguramente el daño está hecho y no tenga ya remedio. Pero sí para empezar a tratarlo con insulina lo antes posible y no esperar a que se presente un grave cuadro de cetoacidosis diabética provocada por valores extremos de glucosa en sangre. El riesgo de muerte en estos casos, si no se trata a tiempo, es muy elevado.

Por eso, te recomiendo que tengas muy presentes estos síntomas de la diabetes y actúes pronto en caso de observarlos en tu niño pequeño. Es preferible que no sea nada y pasar por una madre preocupada en exceso, que llegar demasiado tarde… ¿o no?

Sigue leyendo

Hemoglobina glicosilada

¿Sabes qué es la hemoglobina glicosilada y por qué es tan importante para llevar un buen control de la diabetes tipo 1 de tu hijo?. ¿Quieres saber cómo calcularla tú misma?

Las mediciones de glucosa en sangre que haces a diario te dan una idea de cómo están los niveles en ese momento y si debes corregirlos con insulina o alimentación.

Pero son valores puntuales y que pueden fluctuar ampliamente y en poco tiempo.

Para llevar un buen control de la glucosa a largo plazo se necesita una prueba que nos de un resultado global de varias semanas o meses. Esa prueba es la hemoglobina glicosilada, también conocida como hemoglobina glicosilada A1c.

La hemoglobina es una proteina contenida en los glóbulos rojos de la sangre, encargada de transportar el oxígeno por todo el cuerpo. La hemoglobina permanece en el torrente sanguíneo entre 60 y 90 días.

Sigue leyendo…

Ejercicio y Diabetes Infantil – Beneficios.

El ejercicio es esencial para mantener la buena salud de tu hijo diabético, pero has de conocer cómo afectan los ejercicios a los valores de glucosa.

Al aumentar la actividad de los músculos por el ejercicio, aumenta también su necesidad de combustible (glucosa). Al comienzo del ejercicio, los músculos recurren al glucógeno almacenado en los propios músculos y en el hígado, pero cuando se acaba entonces echan mano a la glucosa de la sangre.

Si no suficiente glucosa en la sangre o no hay insulina suficiente para poder metabolizar la glucosa, entonces utilizarán las grasas como combustible y ya sabes que es cuando se producen cuerpos cetónicos.

Sigue Leyendo…

Sintomas de Cetoacidosis Diabética.

Como te decía en el artículo anterior sobre la cetoacidosis diabética en donde te explicaba lo que era esta complicación,  son precisamente los síntomas y el cuadro clínico que presenta la cetoacidosis los que hacen sospechar a los médicos de la existencia de diabetes tipo 1 en los niños pequeños (diabetes infantil), pues como sabes, se produce por una ausencia prolongada de insulina.

Es decir, en la mayoría de casos, es cuando el niño pequeño llega a este cuadro de cetoacidosis cuando se le detecta que tiene diabetes infantil. Y esto es lo triste de la situación: que tengamos que llegar a estos peligrosos extremos para detectar la presencia de diabetes en el niño.

Cuando es mucho más fácil y más sencillo hacerle un control de glucemia con un simple pinchazo en el dedo a los primeros síntomas que nos hagan sospechar de la existencia de diabetes: orinar mucho, mucha sed, etc. y no esperar a que se produzcan estas graves complicaciones.

Sigue leyendo…